Creo que la mayoría de la creación de blogs personales se deben a un cambio radical en nuestras vidas.
Tampoco lo se, no estoy muy puesto en esto que llaman la blogosfera, nunca he escrito un blog y apenas los he leido, pero en la mayoría de ellos que he mirado, cuando ojeas las primeras entradas se suele discernir un cambio de vida.
Parece ser que cuando algo nos afecta sentimos la imperiosa necesidad de contárselo a alguien y cuando la cosa es muy radical ni siquiera con los posibles amigos y conocidos es suficiente y hay que abrirse aun mas y compartirlo con todo aquel que este dispuesto a escuchar (en este caso leer).
Yo nunca pensé que iba a escribir en un sitio así. Si me lo hubiesen comentado hace dos meses no lo hubiese creído, claro que hace dos meses tampoco hubiese creído que mi vida iba a cambiar de esta forma.
Mi historia… la de tantos otros, chico conoce a chica… se enamoran… se casan… y viven felices y comen perdices.
Lo malo llega cuando a la chica solo le gustan las hamburguesas y las pizzas y te dice que las perdices te las puedes ir comiendo tu solo… Claro, al principio esta bien, pero al final uno se harta de tanta perdiz.
Resultado: Cada uno por su lado y que coma lo que quiera (o pueda).
Si, ya se que la historia no es apasionante y supongo que probablemente nadie va a leer esto y si lo leen les importara un comino, pero como dije en un principio necesitaba escribirlo y darlo a conocer a todo el mundo que lo quisiese leer.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

Anuncios