Prostitutas las llaman los mas finos cuando hablan por la tele… Putas cuando no hay que ser politicamente correctos y lo que es peor incluso en tono despectivo. Para mi… en su gran mayoría son mujeres dignas de admiración. Mujeres que muchas veces son capaces de realizar el mas desagradable de los trabajos para sacar familias enteras adelante… Es el caso de la que nos ocupa.

Made in Brasil, solo el acento la delata. Peluquera de profesión con 3 hijos, cada cierto tiempo tiene que darse una vuelta por España para sacar ese dinero extra que le hace falta.
Eso no es lo extraordinario… hay muchas en su misma situación. Lo realmente extraordinario es que no haya perdido la sonrisa y lo que es mejor, que sea capaz de hacerte sonreir a ti.
Es graciosa… guapa… divertida… en otras circunstancias perdería la cabeza por ella.

No, no lo he hecho con ella… ni siquiera se lo que cobra. No es el dinero, lo cierto es que no lo haría con ella aunque me la pagasen. No me entendais mal… es guapa, me atrae, eso si y en otras circunstancias ni me lo pensaría (aunque tampoco caería esa breva), pero así no. No si ella no puede elegir. No si ella no lo va a disfrutar también. No me parece justo.

Y mis no-lectores estaran pensando… si, muy bien pero… ¿Y esto a cuento de que viene?
Pues esto es una especie de agradecimiento público porque en media hora, 3 cuartos o quizás una hora, no se cuanto pasó (otro día os hablare de mi enemigo el tiempo), que estuve con ella me hizo reir como hacía meses que no reía… recibí mas mimos que en meses también… e incluso con la depresión que llevaba y algo de fiebre que tenía yo aquel día, logró hacerme sentir bien, muy bien de hecho. Por un momento fui feliz.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

Anuncios