15672-1

Hoy estuve en una fiesta de cumpleaños… ¿o era de despedida? No se… habia comida, algo de bebida y gente, sobre todo gente… Si bueno… todo eso esta muy bien pero… ¿Y los extraterrestres? Bueno, como extraterrestre ya estaba yo.

Como no sabía si acudir pues apenas conocía a la anfitriona y mucho menos a sus amigos excepto un par de ellos que tenemos en común, pues me monté la fiesta a mi manera… Llamé a Patrice.

– Oye, hay una fiesta de cumpleaños y me han dicho que me pase a tomar algo a partir de las 18:30… ¿Te apetece acompañarme?

– Vale, pero tengo que estar de vuelta antes de las 22:00

Joder… hasta la cenicienta tenia mas tiempo…

La pasé a recoger y nos presentamos allí. Casi no encuentro el local. Mis amigos no habían llegado solo conocía a la anfitriona… bueno y a mi acompañante. Nos sentamos… estaba muy cortada, es curioso, cualquiera pensaría que dedicandose a lo que se dedica no tendría que tener vergüenza por nada pero no es así… Fuera del local es algo tímida cuando está con gente que no conoce aunque lo que mas le preocupa es que alguien la reconozca y me deje a mi en mal lugar. A mi la verdad no me preocupa demasiado… además si alguien la reconociese no creo que dijese nada pues tendría que decir también de que la conoce y hoy por hoy la gente no suele presumir de putero.

Dentro de que estabamos algo cortados los dos por no conocer a nadie, pasamos un rato agradable haciendonos cuatro arrumacos como una pareja normal. Creo que ese es uno de los motivos por que le gusto… porque además de algo de cariño le aporto cierta normalidad en esa vida que lleva, cuando estoy con ella para mi es como cualquier otra chica y como tal la he tratado siempre.

Al cabo del rato me propuso irnos a otro sitio… Ya que no sale mucho y acepto acompañarme la complací, quería que estuviese comoda. Me llevó a casa de una amiga suya para probar el “autentico café brasileño” pero pillamos a la amiga sin stock así que estuvimos un ratito ahí y finalmente fuimos a tomar café a otro sitio. A mi la verdad es que fiesta, amiga y café me importaban poco… lo que me apetecía era estar con ella. Es agradable su compañía, me hace sentir bien. Me hace reir y me colma de mimos… ¿Que mas se puede pedir? Me da igual que no sea una “chica de familia” como ella dice.

Las diez llegaron deprisa… todo lo bueno es breve. La “devolví” como le digo siempre bromeando como si de un préstamo se tratase… “¿A que hora dices que te tengo que devolver?” No sin antes darnos un último calentón en el coche… Gracias a Dios no había mucho mas tiempo, si no hubiesemos acabado haciendolo en la puerta del local.

Un rato mas tarde volví a la fiesta donde a pesar de quedar ya solo 4 gatos ahora conocía mas gente que antes. Un poco de picoteo y una cerveza mas tarde, despues de arreglar el mundo y escuchar interesantes teorías sobre la necesaria extinción del genero masculino para la correcta evolución de la especie humana y de como los animales pueden sustituir el cariño humano, volvi a casa feliz por haber pasado otro gran día en compañía de mi querida Patrice y de mis amigos, juntos pero no revueltos, eso sí.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

Anuncios