0767827716

Se trata de una novela (también llevada al cine) de Stephen King sobre un coche “diabolico” que tiene la sana costumbre de ir por ahí cargandose gente. La novela se puede leer, la película era bastante mala. Hecha ya la crítica pasaré a hablaros de lo que realmente quería hablar.

Es curioso como siendo la causa principal de la creación de este blog no haya hablado apenas de mi ex-mujer. No me gusta esa palabra, no me vereis usarla mucho mas, menos aun cuando legalmente seguimos casados aunque ya no la tenga por mi pareja. No he hablado antes gran cosa de ella pues he utilizado este blog como válvula de escape… como un refugio al que acudir cuando necesito evadirme un poco de ella, al menos mentalmente.

– ¿Y entonces por qué la mencionas hoy?

Buena pregunta Clark (estos no-lectores están en todo). Hoy la menciono a raiz de una conversación que tuvimos ayer. Lo peor es que sabía que esta conversación se iba a producir… ya la había oido en mi cabeza casi palabra por palabra.

– ¿Podemos hablar?

– Sí, claro

No sea que quisiese hablar del piso o del divorcio… pero no, me preguntó directamente si estaba viendo a otra. Le dije que sí. Le fui sincero, no tengo porque mentirle. Evidentemente no le he contado la historia de Patrice, ni se la voy a contar, no me apetece que me juzgue por ello y mucho menos que saque conclusiones equivocadas ni que se monte películas raras en la cabeza pero no tengo porque negarle que estoy viendo a otra mujer.

Me dijo que había estado pensando… prácticamente me dijo que la semana que estuvo de vacaciones la pasó llorando por lo mucho que se arrepentía. Me dijo que si no estuviese viendo a otra mujer me hubiese propuesto empezar otra vez de cero. ¡A buenas horas mangas verdes! (Otro día os hablaré de los mangas verdes). Ya le propuse yo eso mismo hace algun tiempo… y no fue una vez, ni dos… ¿y lo hizo? ¡NO! Según ella me guardaba mucho rencor por todo lo que le habia hecho a lo largo de estos años… Ahora bien, si tan malo he sido, si tan mal me he portado con ella… ¿A que viene ahora esto?

– Aunque no estuviese con nadie… la respuesta sería no.

Ahora el sector malpensado de mis no-lectores es posible que salga con tonterías como “¿Cómo la has podido olvidar tan rapido? Eso es que no la querías”. Eso no es así. No la he olvidado, estoy en ello solo que trato de no estar mal… Ya la lloré… Ya sufrí… la cosa no viene del último mes. Tanto me afectaba que al final ya tenía ataques de ansiedad o de panico, o de estress o de lo que fuese eso, me dolia el pecho, como si me comprimiesen el corazón y me costaba respirar. ¿Que no la he querido? Es la persona que mas he querido en este mundo, por algo me casé con ella, no para pasar el rato.

Hace un año, por estas fechas mas o menos estabamos de vacaciones… fuimos a Bilbao, pasamos una noche allí. Después de hacer el amor con ella apenas dormí aquella noche, la pasé pensando en la suerte que tenía de tener un trabajo que me gustaba y una mujer que me quería… pensé que tenía mi vida perfectamente encaminada, que cuando volviesemos ella buscaría trabajo para intentar ahorrar un poco y que en agosto o septiembre como mucho estaría bien empezar a plantearse lo de tener un niño… Iluso de mi.

Lo mas grave es que incluso conociendo ya el cuento, sabiendo que iba a pasar y como digo conociendo de antemano casi palabra por palabra lo que me iba a decir… despues de todo lo que ha pasado, llego un momento que si bien seguía convencido de que no quería volver a pasar por todo eso casi consigue que me apiade de ella… En ese momento, por suerte o por desgracia, volvió a tomarme por mas tonto de lo que soy y volvió a mentirme a la cara y ahí si ya se rompió el hechizo.

Además… ella no quiere volver a intentarlo, si como dice fue porque lo estuvo pensando en esa semana de vacaciones me lo hubiese dicho a la vuelta de las mismas antes de saber que había otra, no una semana mas tarde cuando sus sospechas estaban casi confirmadas… Si yo me hubiese quedado en casa sin salir, sufriendo en el sofa… entonces ella aun estaría sentada tranquilamente regodeandose delante de su ordenador poniendo cara de desprecio cuando saca el tema de su “ex” cuando habla por internet o por teléfono. Pero la cosa no fue así. No me quede en casa. No me hundí pues ya no podía ir mas abajo y ahora lo que pasa es que se ha dado cuenta que quizas otra se ha fijado en mi es cuando ella parece que empieza a ver que lo que tenía… quizás no era tan malo.

Si ahora mismo lo volviesemos a intentar… sería mucho peor pues en dos meses estarían otra vez las cosas igual. Mi salud no se si lo resistiría de nuevo y mi cabecita… aunque siempre he intentado mantenerla fría, tampoco creo que aguantase de nuevo la presión. No digo que quizás algún día no volvamos a estar juntos… “Nunca digas nunca jamas”… Pero desde luego no va a ser ahora, ni a corto plazo… y si, habría que empezar desde cero, o desde mas abajo incluso, no desde donde se quedó, no como matrimonio, pues arrastrar esto no creo que sea la manera idónea de tener ninguna relación.

Ahora tan solo espero que esto no se convierta en una especie de “ni contigo ni sin ti”, pues parafraseandome a mi mismo de mi anuncio de meetic “Soy una persona sencilla a la que le gustan las cosas claras y el chocolate espeso, sin leche ni mala leche” y el rollo ese del perro del hortelano que ni come ni comer deja no me va nada. En sus manos está que tras dejar esto podamos ser buenos amigos o acabemos como el rosario de la aurora… Yo como siempre le doy mi voto de confianza, esperemos por el bien de ambos que no le de por empezar una guerra, pues en las guerras NADIE gana.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

Anuncios