You are currently browsing the monthly archive for enero 2009.

img_3605

Son las siglas de HyperText Transfer Protocol. Unas siglas que tengo grabadas a fuego en mi cabeza puesto que así comienzan casi todos mis días. Creo que es una secuencia que podría escribir incluso dormido… es mas, creo que en alguna ocasión ya lo he hecho.

Es curioso que después de pasar horas y horas delante de un ordenador en el trabajo, cuando llego a casa vuelvo a lo mismo… ¿Masoquismo? Maybe…

Hace unos días que no me paso por aquí, a pesar de que “Yo” me dijese que ahora que tenía una audiencia debería ser mas regular… Quizás fuese eso, mis ansias de llevar la contraria al mundo que me rodea. No es que haya dejado aparcado el ordenador… estoy probando el nuevo Windows… Windows 7, el sucesor de Vista… Me gusta.

El resto de mis rutinas apenas han variado… trabajar, salir con Patrice… eso es como el “http://” se está convirtiendo en algo inamovible… No me quejo, me hace feliz.

Es diferente… Y me hace sentir diferente. A estas alturas decir que no la amo sería engañarme a mi mismo, nunca ha sido un simple polvo, eso es verdad, pero ahora es mucho mas intenso… No obstante tampoco es una relación al uso. No le he pedido nada a ella ni tampoco ella a mi, simplemente nos damos lo que estamos dispuestos a darnos, sin mas compromiso, sin planes de futuro… Es un “amor” con fecha de caducidad pues ambos sabemos que esto acabará algún día… Su vida no esta aquí sino en Brasil y yo quizás algún día quiera buscar a alguien para volver a intentar formar una familia, hijos y demás… mas por ahora me gusta pasar el tiempo con ella… abrazarla y ver el deseo en su mirada, su sonrisa cómplice a sabiendas del efecto que me producen sus caricias furtivas…

Hace poco hable de reinventarme, de volver a nacer… No fueron simples palabras de un día tonto… Realmente estoy en ello. Recuperando algunas aficiones que ya tenía olvidadas como la cocina… Intentando ser un poco mas activo cada día… Redescubriendo el sexo, olvidándome de costumbres adquiridas, volviendo a lo mas básico para ir profundizando poco a poco en los secretos que encierra… En resumidas cuentas, con 31 primaveras a mis espaldas y con unas inmensas ganas de vivir la vida y disfrutar de lo que me pueda deparar.

En cuanto a Christine… bueno, me parece que esta empezando algo con otra persona… ¡Bien por ella! Realmente me alegro, egoistamente no quiero que nadie este mal… Prefiero que sea feliz intentando rehacer su vida que verla mal, lo que me haría sentir mal a mi.

Ya para finalizar y terminar de hacer mas inconexa esta entrada, en principio carente de sentido pero cargada de significado pues es una muestra resumen de mi cabeza y corazón en estos momentos, quisiera contar una pequeña anécdota acaecida ayer.

Patrice decidió tomarse el día (noche) libre, por la tarde fuimos al bar de costumbre a tomar algo y estando ahí aprovechando que no la tenía que devolver (como siempre le digo) después se me ocurrió que podría estar bien ir al cine… A ambos nos gusta y se que ella no va muy a menudo. Dicho y hecho, nos presentamos allí, elegimos película y nos pusimos a la cola para comprar las entradas. Justo antes de llegar a la taquilla me encontré (me encontró) con mi suegra y la novia de mi cuñado… Pero no solo eso… estaban también mi cuñado y la pareja de mi suegra… ¡Dios! Excepto mi ex-mujer estaban todos… No me lo esperaba, no estaba preparado para eso. Me cayó como un jarro de agua fría. Me puse nervioso, creo que me temblaban hasta las piernas, acerté a decir cuatro frases, seguramente tres de ellas estupideces. Solo quería salir de allí… o eso o que me tragase la tierra lo que antes pasase. Ni siquiera pensé presentarles a mi acompañante (cosa que ella se ha encargado de recordarme entre risas durante toda la noche y esta mañana). Menos mal que no íbamos a ver la misma película. Dios sabe que los quiero mucho, como a mi propia familia pero al fin y al cabo no dejan de ser la familia de Christine e ingenuo de mi no había previsto un encuentro como este, quizás con uno solo de ellos no me hubiese pasado esto, pero todos ahí, a la vez… Fue demasiado para mi. Y eso que ya sabían que estoy viendo a otra persona, no he mentido a nadie, pero aun así… Creo que tendré que ir a hablar con mi suegra que me parece estaba tan nerviosa como yo, aunque solo sea por tratar de quitar un poco de hierro al asunto.

Al salir me volví a poner nervioso, afortunadamente no nos volvimos a cruzar… Conduje hasta casa mas “ligero” de lo normal y ni siquiera preparar algo de cena me tranquilizó. Finalmente casi cuatro horas de sexo relajan a cualquiera, lo malo es que también se pierden horas de sueño, pero bueno… ya dormiré cuando me muera.

Un saludo a todos y…

Nos vemos en la red.

speed_small_gold

¡Mil visitas! ¡Por Dios!

Cuando empecé con esto jamás pensé que lo iba a leer nadie… como mucho algún naufrago que navegando por ahí acabase de rebote perdido en alguna de mis páginas… Como mucho 50 visitas en toda la vida del blog… Incluso hice un comentario a un amigo sobre que andaba escribiendo un blog y cuando me pidió la dirección mi respuesta fue:

– No, que me jodes la estadistica.

Mi preciosa estadistica que se veía como un electroencefalograma plano… no se movía del cero. Pero hete aquí que empezo a entrar gente, algún conocido al que sucumbí y le pase la dirección y algún desconocido también.

Hoy estoy en un punto al que nunca creí que iba a llegar… es mas, incluso dudaba de que la fiebre por escribir me durase mas de dos días. Ahora lo que ya no tengo tan claro es si esto es bueno o malo.

Por un lado mola eso de contar aquí tus historias y que la gente te lea, incluso algunos ya se dignan a dejar un comentario y todo… Es como cuando pillas un taxi y le cuentas tu vida al pobre taxista que no le queda otra que escucharte salvo que además te ahorras pagar la carrera.

Por el otro nunca he sido muy exhibicionista, ni real, ni digital. Nunca me ha gustado excesivamente hablar mucho de mi vida y aquí es mas bien de eso de lo que hablo… aireo mis trapos sucios y lo que es peor, sin ningún pudor.

Sigo sin saber muy bien hasta cuando durará esto ni por qué lo hago, pero mientras dure os invito a seguir acompañandome, a ver a donde llegamos…

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

ojo-chico-2

A muchos de nosotros nos gusta esto de Internet porque nos permite expresarnos de una forma anónima… En fin… De ilusiones también se vive.

Hace nada una persona me escribía con cierta preocupación por su privacidad en la red, a mi hasta cierto punto me ha hecho gracia, espero no se haya ofendido conmigo por ello. Lo siento… no existe. El anonimato que la red ofrece es solo una falsa ilusión.

He hecho un pequeño “juego” he dedicado únicamente un par de minutos a ver si localizaba a esa persona… a ver que podía sacar… he obtenido una dirección donde es posible que trabaje, no se si habré acertado, se lo he dicho por e-mail aunque no espero que me lo confirme… Lo suyo hubiese sido presentarse ahí directamente e invitar a esa persona a un café. Hubiese sido mas gracioso y si viviese cerca Dios sabe que lo habría hecho.

Los usuarios de la red ponemos nuestros datos personales en infinidad de sitios… Hay algunos que son mas o menos seguros y de ahí no sale nada a no ser que tengas conocimientos excesivos, pero hay otros que desde luego no lo son tanto. En diversos blogs y redes sociales vamos dejando un rastro de datos inmenso el cual se puede seguir mas o menos fácilmente. Hay algunos que se esfuerzan en cosas como utilizar un servidor proxy anónimo para ocultar su ip y demás y luego entran en alguna pagina, se crean un usuario, le ponen su nombre y dos apellidos y por ejemplo la provincia donde viven para buscar amigos y no contentos con eso añaden fotografías de sus ultimas vacaciones en Granada y otra del restaurante nuevo tan chic que han abierto al lado de su casa. A lo que yo voy con todo esto es: ¿Podemos ser totalmente anonimos en la red? La respuesta es sencilla… Sí, no conectándonos.

Bueno, tampoco hay que ser alarmistas… uno puede conectarse, y tras dar de baja todos los servicios que utiliza por aquello de eliminar lo que ya hay esparcido de cada cual (tarea ardua y compleja) podría limitarse a navegar utilizando si se quiere un proxy anónimo y no dando jamas un solo dato sobre la vida personal… pero claro, eso como seres sociales que somos no nos sirve en demasía, es como si saliésemos todos de casa con un pasamontañas negro para que nadie nos reconociese en la calle… llega un momento que te cruzas con alguien que te es mas afín que otros y quieres saber algo mas de ese alguien y posiblemente ese alguien quiera saber algo mas de ti.

Por eso mi recomendación, o creo que la de cualquiera de los que como dijo Evita hemos crecido en esta red, sería que hay que tener presente que no somos totalmente anónimos, que es solo una sensación, es como cuando sales de casa en una gran ciudad, no te conoce nadie, solo algunos pero si alguien quiere saber de ti puede hacerlo, sin embargo no hay que dejarse llevar por la paranoia ya que entonces o no saldríamos de casa o tendríamos que hacerlo con la capa veneciana que me compré para Halloween.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.
(Y quien sabe si fuera de ella)

mirror-man-t

Ahí está otra vez… ojos marrones con largas pestañas, poco pelo y cara bobalicona… Me mira, con cierta extrañeza, como si me conociese pero no recordase de que. Quizás de una vida pasada, quizás de esta pero me encuentre demasiado cambiado.

No logro discernir que puede estar pasando por su mente mientras me escudriña con la mirada… No parece mal tipo, no parece de los que les gusta hacer daño a la gente… Eso me gusta, ya me cae mejor.

Me sonríe, no se por qué, pudiera ser que ya haya recordado de qué me conoce… Ahora sí, se ve una persona afable, demasiado incluso, de esos que de buenos pasan por tontos.

Como si me hubiese leído el pensamiento se acabó la sonrisa y vuelve a poner su mirada en la mía… Ahora que está serio, en sus ojos se puede percibir la profundidad de sus sentimientos… pasión, lujuria, dolor, alegria, tristeza… Los tiene todos. Juntos pero no revueltos. Se puede percibir el cansancio, las pocas horas de sueño debidas a sus particulares quebraderos de cabeza. Quiero ayudarle…

– ¡Vamos! ¡Cuéntamelo! Dime que puedo hacer por ti.

No responde…

¿Acaso esperaba de verdad que me hablase un espejo?

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

tristeza1

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma. Y uno aprende que el amor no significa sexo y una compañía no significa seguridad y, uno empieza a aprender… Que los besos no son promesas y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes… y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad. Y después de un tiempo uno aprende a que si es demasiado, hasta el calor quema. Así que uno planta su propio jardín, y decora su propia alma en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale. Y uno aprende y aprende… Y con cada día aprende…

Poema atribuido a Jorge Luis Borges.

feliz-natal-bebe

Ha sido el fin de año mas peculiar de toda mi vida.

Ayer por la mañana aun no tenía ningún plan para pasar la velada de fin de año. Me llamo Patrice…

– Si te apetece una amiga nos invita a celebrarlo con ellos… Podemos pasar la noche en su casa…

Genial, ya tengo algo que hacer.

Llegada la hora me puse de “punta en negro” por una broma que me gaste a mi mismo con el vestuario… No me puse absolutamente nada de lo que tenía pensado ponerme, empezando con la ropa interior que cambie el negro que iba a usar por el rojo porque quizas esa iba a ser la unica tradición que iba a cumplir esa noche, pasando por el pantalón que cuando fui a ponerme el que llevaba idea en un principio me di cuenta de que la cremallera estaba rota y tuve que cambiar de plan y de ahí en adelante  fui sacando cosas del armario que hacía tiempo no me ponia incluida mi querida corbata negra (que fue la primera corbata que me compre). Resultado… Bien vestido, mejor de lo que había pensado en un principio, totalmente de negro excepto la ropa interior.

Fui a buscar a mis acompañantes pues además de Patrice venían dos chicas mas… simpáticas, muy guapas… en mi vida me había presentado en una fiesta tan bien acompañado.

Llegamos a la casa donde íbamos a pasar la velada, esperaba encontrar a cinco o seis personas mas… cuando nos abrieron eramos una veintena. La mayoría brasileños pero esta vez había algún que otro español dando color a la cosa.

Bien, no estaré “Lost in traslation”.

La cena consistió en una barbacoa con buena carne, algunos langostinos y un par de ensaladas y arroz de acompañamiento. Para regar todo aquello algunos reservas de Rioja, “Zaco” de Bodegas Bilbainas y otro que no conocía “Azabache” (no recuerdo la bodega) que me sorprendió muy gratamente.

Tanto la comida como la bebida fue excelente, pero lo verdaderamente gratificante es la armonía que ahí reinaba entre personas tan diferentes, de distintas razas y culturas, en su mayoría perfectos desconocidos entre si que por unas circunstancias u otras habiamos acabado ahí.

El cambio de año me pilló no en un salón con la boca llena de uvas como años anteriores sino en la intimidad de una habitación con Patrice a mi lado acunando a sendos bebés de escasos meses de otra de las invitadas.

– Feliz ano novo. – Palabras selladas con un dulce beso.

Quizás al leerlo penséis que fui un pringado… pero sinceramente no se me ocurre una manera mas bonita de empezar el año.

Bebimos, salimos, volvimos a beber, bailamos, seguimos bebiendo, pusieron una samba y a ver quien es el chulo que se atreve a ponerse a su lado, el alcohol que no falte, nos hicimos fotos varias, se nos cayó alguna copa que ya no nos pudimos beber, nos besamos, nos reímos… ¿ya dije que bebimos? Lo mejor fue que no nos emborrachamos.

A las tantas de la mañana volviamos para casa de nuestra anfitriona quien nos cedió generosamente una habitación para poder descansar, la cual aprovechamos para cansarnos un rato y dormir un poco.

Al medio día cogíamos el coche para volver, algo cansados todavía pero con una sonrisa por una noche tan agradable.

Sinceramente… dudo mucho que si hubiese planeado algo hubiese sido ni la mitad de bueno de lo que fue así.

Espero que todos vosotros lo hayais pasado igual de bien…
Nos vemos en la red.