ojo-chico-2

A muchos de nosotros nos gusta esto de Internet porque nos permite expresarnos de una forma anónima… En fin… De ilusiones también se vive.

Hace nada una persona me escribía con cierta preocupación por su privacidad en la red, a mi hasta cierto punto me ha hecho gracia, espero no se haya ofendido conmigo por ello. Lo siento… no existe. El anonimato que la red ofrece es solo una falsa ilusión.

He hecho un pequeño “juego” he dedicado únicamente un par de minutos a ver si localizaba a esa persona… a ver que podía sacar… he obtenido una dirección donde es posible que trabaje, no se si habré acertado, se lo he dicho por e-mail aunque no espero que me lo confirme… Lo suyo hubiese sido presentarse ahí directamente e invitar a esa persona a un café. Hubiese sido mas gracioso y si viviese cerca Dios sabe que lo habría hecho.

Los usuarios de la red ponemos nuestros datos personales en infinidad de sitios… Hay algunos que son mas o menos seguros y de ahí no sale nada a no ser que tengas conocimientos excesivos, pero hay otros que desde luego no lo son tanto. En diversos blogs y redes sociales vamos dejando un rastro de datos inmenso el cual se puede seguir mas o menos fácilmente. Hay algunos que se esfuerzan en cosas como utilizar un servidor proxy anónimo para ocultar su ip y demás y luego entran en alguna pagina, se crean un usuario, le ponen su nombre y dos apellidos y por ejemplo la provincia donde viven para buscar amigos y no contentos con eso añaden fotografías de sus ultimas vacaciones en Granada y otra del restaurante nuevo tan chic que han abierto al lado de su casa. A lo que yo voy con todo esto es: ¿Podemos ser totalmente anonimos en la red? La respuesta es sencilla… Sí, no conectándonos.

Bueno, tampoco hay que ser alarmistas… uno puede conectarse, y tras dar de baja todos los servicios que utiliza por aquello de eliminar lo que ya hay esparcido de cada cual (tarea ardua y compleja) podría limitarse a navegar utilizando si se quiere un proxy anónimo y no dando jamas un solo dato sobre la vida personal… pero claro, eso como seres sociales que somos no nos sirve en demasía, es como si saliésemos todos de casa con un pasamontañas negro para que nadie nos reconociese en la calle… llega un momento que te cruzas con alguien que te es mas afín que otros y quieres saber algo mas de ese alguien y posiblemente ese alguien quiera saber algo mas de ti.

Por eso mi recomendación, o creo que la de cualquiera de los que como dijo Evita hemos crecido en esta red, sería que hay que tener presente que no somos totalmente anónimos, que es solo una sensación, es como cuando sales de casa en una gran ciudad, no te conoce nadie, solo algunos pero si alguien quiere saber de ti puede hacerlo, sin embargo no hay que dejarse llevar por la paranoia ya que entonces o no saldríamos de casa o tendríamos que hacerlo con la capa veneciana que me compré para Halloween.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.
(Y quien sabe si fuera de ella)

Anuncios