img_3605

Son las siglas de HyperText Transfer Protocol. Unas siglas que tengo grabadas a fuego en mi cabeza puesto que así comienzan casi todos mis días. Creo que es una secuencia que podría escribir incluso dormido… es mas, creo que en alguna ocasión ya lo he hecho.

Es curioso que después de pasar horas y horas delante de un ordenador en el trabajo, cuando llego a casa vuelvo a lo mismo… ¿Masoquismo? Maybe…

Hace unos días que no me paso por aquí, a pesar de que “Yo” me dijese que ahora que tenía una audiencia debería ser mas regular… Quizás fuese eso, mis ansias de llevar la contraria al mundo que me rodea. No es que haya dejado aparcado el ordenador… estoy probando el nuevo Windows… Windows 7, el sucesor de Vista… Me gusta.

El resto de mis rutinas apenas han variado… trabajar, salir con Patrice… eso es como el “http://” se está convirtiendo en algo inamovible… No me quejo, me hace feliz.

Es diferente… Y me hace sentir diferente. A estas alturas decir que no la amo sería engañarme a mi mismo, nunca ha sido un simple polvo, eso es verdad, pero ahora es mucho mas intenso… No obstante tampoco es una relación al uso. No le he pedido nada a ella ni tampoco ella a mi, simplemente nos damos lo que estamos dispuestos a darnos, sin mas compromiso, sin planes de futuro… Es un “amor” con fecha de caducidad pues ambos sabemos que esto acabará algún día… Su vida no esta aquí sino en Brasil y yo quizás algún día quiera buscar a alguien para volver a intentar formar una familia, hijos y demás… mas por ahora me gusta pasar el tiempo con ella… abrazarla y ver el deseo en su mirada, su sonrisa cómplice a sabiendas del efecto que me producen sus caricias furtivas…

Hace poco hable de reinventarme, de volver a nacer… No fueron simples palabras de un día tonto… Realmente estoy en ello. Recuperando algunas aficiones que ya tenía olvidadas como la cocina… Intentando ser un poco mas activo cada día… Redescubriendo el sexo, olvidándome de costumbres adquiridas, volviendo a lo mas básico para ir profundizando poco a poco en los secretos que encierra… En resumidas cuentas, con 31 primaveras a mis espaldas y con unas inmensas ganas de vivir la vida y disfrutar de lo que me pueda deparar.

En cuanto a Christine… bueno, me parece que esta empezando algo con otra persona… ¡Bien por ella! Realmente me alegro, egoistamente no quiero que nadie este mal… Prefiero que sea feliz intentando rehacer su vida que verla mal, lo que me haría sentir mal a mi.

Ya para finalizar y terminar de hacer mas inconexa esta entrada, en principio carente de sentido pero cargada de significado pues es una muestra resumen de mi cabeza y corazón en estos momentos, quisiera contar una pequeña anécdota acaecida ayer.

Patrice decidió tomarse el día (noche) libre, por la tarde fuimos al bar de costumbre a tomar algo y estando ahí aprovechando que no la tenía que devolver (como siempre le digo) después se me ocurrió que podría estar bien ir al cine… A ambos nos gusta y se que ella no va muy a menudo. Dicho y hecho, nos presentamos allí, elegimos película y nos pusimos a la cola para comprar las entradas. Justo antes de llegar a la taquilla me encontré (me encontró) con mi suegra y la novia de mi cuñado… Pero no solo eso… estaban también mi cuñado y la pareja de mi suegra… ¡Dios! Excepto mi ex-mujer estaban todos… No me lo esperaba, no estaba preparado para eso. Me cayó como un jarro de agua fría. Me puse nervioso, creo que me temblaban hasta las piernas, acerté a decir cuatro frases, seguramente tres de ellas estupideces. Solo quería salir de allí… o eso o que me tragase la tierra lo que antes pasase. Ni siquiera pensé presentarles a mi acompañante (cosa que ella se ha encargado de recordarme entre risas durante toda la noche y esta mañana). Menos mal que no íbamos a ver la misma película. Dios sabe que los quiero mucho, como a mi propia familia pero al fin y al cabo no dejan de ser la familia de Christine e ingenuo de mi no había previsto un encuentro como este, quizás con uno solo de ellos no me hubiese pasado esto, pero todos ahí, a la vez… Fue demasiado para mi. Y eso que ya sabían que estoy viendo a otra persona, no he mentido a nadie, pero aun así… Creo que tendré que ir a hablar con mi suegra que me parece estaba tan nerviosa como yo, aunque solo sea por tratar de quitar un poco de hierro al asunto.

Al salir me volví a poner nervioso, afortunadamente no nos volvimos a cruzar… Conduje hasta casa mas “ligero” de lo normal y ni siquiera preparar algo de cena me tranquilizó. Finalmente casi cuatro horas de sexo relajan a cualquiera, lo malo es que también se pierden horas de sueño, pero bueno… ya dormiré cuando me muera.

Un saludo a todos y…

Nos vemos en la red.

Anuncios