You are currently browsing the monthly archive for marzo 2009.

the-matrix

Cultura… Según la Real Academia:

f. Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico.

f. Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.

Cualquiera de ambos significados me sirve. Me resulta curioso en demasía observar como algo que en principio es lo que nos diferencia del resto de la creación, es precisamente lo que mas aliena al ser humano. Resulta que la cultura es lo que nos permite hacer juicios críticos, discernir el bien del mal, lo que nos gusta de lo que no nos gusta, etc… dándonos una falsa sensación de libertad y autocontrol, de libre albedrío, cuando realmente lo que hace es marcarnos una serie de pautas acerca de como debemos vivir, que debemos comer, decir, pensar, sentir…
Bienvenidos a nuestra Matrix particular, es una sutil aplicación del platónico mito de la caverna.
Voy a tratar de explicarme mejor…

En algunos países asiáticos comen deliciosos (no los he probado) pinchos de perro… aquí, eso suele parecer una salvajada. En la India hay mucha pobreza, gente muriendo de hambre y sin embargo no se comen a las vacas porque son sagradas… ¿Qué pensarán allí de nuestros guisos de ternera?
¿Quién es el que decide que esta bien comerse unos animales y otros no? Esa es la cultura, en nuestro caso no nos comemos los animales que nos eran de utilidad… El perro es fácilmente adiestrable para controlar un rebaño ovino, ¿Alguien se imagina adiestrar a una oveja para controlar un rebaño de perros? El gato caza ratones que contagian enfermedades y se comen el grano. Si no… ¿por que se iba a librar el gato y no el conejo cuya carne es tan similar?

Si nos paramos detenidamente a pensarlo, todas nuestras acciones y juicios de valor los tomamos en referencia a esa cultura nuestra. La ropa en inicio es para protegernos del frío, muy bien, pero cuando deja de hacer frío, ¿Qué hace licito mostrar los brazos y la cara y nos impide mostrar por ejemplo el pene? Entiendo que no haya que dejarlo tocar a cualquiera, al fin y al cabo es una parte muy sensible, pero los labios también lo son y sin embargo no los ocultamos… al fin y al cabo todo es carne y piel. O por poner otro ejemplo… ¿Quién fue el lumbreras que de una función fisiológica como puede ser el comer hizo todo un acto social (incluso invitamos a los amigos y familiares a que lo hagan con nosotros) y otra función fisiológica como orinar (que también lo hace todo el mundo) haya que esconderse para hacerlo y sea vergonzoso que te vean? Por no hablar de la reproducción que para mas juerga hay que buscar a otra persona para hacerlo con ella a escondidas del resto.

Pero lo grave es que hasta nuestros gustos están también determinados por la cultura, las mujeres u hombres nos gustan según unos cánones de belleza, el cine, la literatura, la comida… y si no, ¿por qué en la mayoría de los casos la mamá es la mejor cocinera del mundo?

Si lo pensamos en frío, esta cultura nuestra está llena de curiosidades…

  • El bendito jamón serrano no es mas que una pata de cerdo cruda colgada para que se seque.
  • La ginebra es amarga y el whisky sabe a tabla… Olvidando el detalle de que tiene alcohol si veis a un niño de 8 años pegar un trago de una de estas bebidas a palo seco su cara lo dice todo.
  • Un beso con lengua no es mas que un intercambio de babas y del sexo oral mejor ni hablamos.
  • Los caracoles son babosas y los huevos embriones de pollo no fecundados.

– Sí, sí, aviador porque estas tocado del ala… ya nos has dado asco para toda la semana, ¿a donde quieres llegar con esto?

Pues que hay muchas veces que cuando vemos a alguien hacer algo que choca frontalmente contra nuestra cultura, nos liamos la manta a la cabeza y emprendemos una especie de cruzada o guerra santa hacia ciertas actitudes, gustos, etc… que no tienen por que ser mas desacertados que los propios y quizás a veces convendría abstraerse un poco de la propia cultura y o bien intentar comprender la suya o simplemente evitar emitir juicios de valor pues estos siempre vienen de la mano de nuestro punto de vista el cual no tiene por que ser el bueno.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

cocinar

Me gusta cocinar… aunque cuando está mi madre prácticamente nunca lo hago. Vago que es uno hasta para las cosas que le gustan… Debe ser porque la frase no es del todo cierta… Lo que realmente me gusta es comer, para lo cual poco a poco he ido aprendiendo a cocinar, algo que como la informática, nunca se deja de aprender.

Creo recordar (pues no lo tengo delante) que en una de entrada de este blog ya comente que lo mio ha sido totalmente autodidacta… que nadie me ha enseñado y todo lo que he ido aprendiendo ha sido a base de mirar recetas (libros, revistas y ahora Internet), ver programas y observar (y preguntar) a la gente cuando cocina.

Una de las cosas que mas me gusta de ir a ver a mis amigos brasileños (aparte de que son gente estupenda) es que tienen por costumbre “reunirse” (visitas incluidas) en la cocina, de manera que mientras tomamos un vino puedo echar un ojo y una mano si se tercia a lo que se hace en los fogones… Me salen unos frijoles tan buenos como los suyos.

El tema es que hoy… no se por que, me he acordado que esto no es del todo cierto. Hace mucho tiempo, mucho antes de irme a vivir solo que es cuando realmente empece mi periplo con las cacerolas, contaría yo con 15 años, en el internado donde estudiaba, en una de estas semanas culturales que hacían, se realizó un “taller de cocina” al que me apunté una vez mas movido por mi estómago pues pensé que a mal que lo hiciésemos la comida sería mejor que la que solíamos comer ahí (hasta que contrataron la empresa externa de catering pero eso es otra historia). El taller duraba tan solo 2 o 3 días, quizás 4, no recuerdo, se que fue algo no muy prolongado en el tiempo. De ese taller de cocina no me acuerdo de casi nada, no se por que es algo que mi memoria decidió perder en las brumas del tiempo, pero aun recuerdo algunas cosas:

Recuerdo que me llamó la atención que hubiese un aula de cocina tan bien preparada en el sótano, pensándolo ahora, contando que antes de ser un instituto mixto fue una especie de colegio para señoritas tampoco se de por que me extrañó tanto.

Recuerdo también, porque me llamó poderosamente la atención, que de las treinta personas que mas o menos nos apuntamos al taller, tan solo eramos dos chicos. Contando que los chicos se quejaban de la mala comida tanto o mas que las chicas, no comprendo como no era mas paritaria la cosa. Vamos, lo que no entiendo es como no se apunto hasta el cocinero.

Recuerdo que uno de los días hicimos un guiso (ternera, patata, zanahoria, guisantes, etc…). Lo recuerdo porque aquel día comí bien.

También me acuerdo de otro día que nos pusieron por parejas para hacer un bizcocho o similar y andaba yo engrasando un molde, con las hormonas revolucionadas propias de la edad, pensando que si me dejaban a solas con la compañera y la mantequilla le iban a dar mucho por el saco al molde… ¡Como estaba la niña!

Y mi ultimo pero mas intenso recuerdo (el que ha motivado esta entrada) es que un día hicimos, esta vez de forma individual, un pan. Harina, agua, levadura y sal, nada que no supiese ya en ese momento pues eso ya lo conocía de un cómic (por aquellos tiempos tebeo, tendría 7 u 8 años) en el que Goofy era panadero y lo explicaba. Hay que ver lo que guarda la memoria a veces.

El caso es que en ese taller no aprendí básicamente nada de cocina (exceptuando engrasar el molde), pues si bien seguro que era uno de los objetivos del taller, no era uno de los motivos que me habían llevado a mi allí. Y aunque se que participé y realicé las recetas, es algo que me mente decidió olvidar, pero ese pan…

Creo que fue en el blog de Su (está en los enlaces, de obligada visita para los cocinillas), quizás en su entrada del pan milagro donde leí (al igual que en otros sitios de cocina) que uno nunca olvida su primer pan. Eso mismo me pasa a mi. No tengo ni idea de que receta utilicé ( cantidades, tiempo de levado, de horno…), pero recuerdo a la perfección el olor del pan recién hecho al abrir los hornos, aquella pequeña hogaza aun caliente entre mis manos mientras me la llevaba a la habitación para disfrutarla con algo de embutido que tenía por el armario. Recuerdo incluso su sabor y textura, su corteza crujiente, su miga ligeramente hueca y esponjosa… Han pasado unos 15 años desde entonces y aun puedo saborearlo en mi mente.

Un día de estos quiero repetir la experiencia, con mi ex-mujer hicimos juntos algún pan mallorquín (pero ese pan no es santo de mi devoción), pero yo solo nunca he vuelto a hacer uno…

Para el que nunca haya probado a hacer un pan y quiera intentarlo una buena base puede ser el pan milagro del blog de Su. Yo aun no he comprado una fuente Pyrex con tapa para probar, así que me tiraré a métodos mas tradicionales con levado y tal… a ver que sale.

Ahora que lo pienso, tiene que ser divertido hacer un pan con Patrice por ahí rondando (por no hablar de engrasar un molde… apunte mental: un bizcocho).

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

hermano_divorcio

Hoy es un día agridulce (últimamente uso demasiado esa palabra, será una señal de que hace mucho que no visito mi restaurante chino preferido)… Acabo de firmar el divorcio. Se acabó. Definitivamente.

Tengo una sensación extraña… una mezcla entre ganas de llorar y celebrar mi nueva soltería recién adquirida. Demasiado intensa como para mantenerme concentrado en el trabajo… ¡Mierda! Hoy que tengo trabajo para dar y tomar…

Me duele… me duele y no consigo alejar de mi la sensación de fracaso. Yo cuando me casé lo hacía para toda la vida.

– … en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte os separe?
– Sí, quiero.

—–

– Firma el poder que autoriza a actuar a la procuradora y la ratificación del convenio regulador que ya firmasteis.
– …

Es duro.

Por otro lado estoy feliz. Feliz de acabar con el vinculo que me une a una persona que me odia… y si no lo hace, lo disimula bastante bien. Feliz porque ya soy libre (ya lo era pero ahora de manera oficial) de andar con cualquier otra que si me quiera y me haga sentir bien.

Liberador.

Para colmo esta noche tengo una cena, con Patrice y mas gente… no ha sido planeado, simplemente coincidió la fecha. No se si tendré el cuerpo jotero para socializar o si precisamente es eso lo que necesito.

No se si brindar entre sollozos o directamente derramar lagrimas de cava.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

20080326024043-sueno-de-pasion1

En la soledad de mi castillo (léase cama), atrincherado tras la muralla de mantas anhelando el calor de su piel que me obligue a desprenderme de mi armadura so pena de morir abrasado. El roce directo con nocturnidad, premeditación y alevosía. Su pequeño cuerpo entre mis brazos haciéndome sentir importante, creándome la falsa sensación por la cual con un simple abrazo puedo protegerla de todo. El tacto de su cabello y su olor entremezclándose con el de su singular perfume, ligeramente dulzón, ligeramente almizclero. El sabor de sus besos, su cuello entre mis labios y sus dientes en el mio. La sonrisa pícara de quien se sabe conocedora del juego la cual a veces esboza incluso dormida. Los ojos inocentes de quien aun conociendo el juego es capaz de sorprenderse por el mismo. La lujuria y quemazón de quien lo hace por ultima vez y la ternura e inocencia de quien lo hace por vez primera. La caricia de su suave piel. El apoyo de su regazo. La curiosa forma de mecer de sus pies hasta que logra dormirse que lejos de desquiciarme me relaja. Todo eso es lo que me falta y echo de menos en noches como esta en las que Morfeo se niega a acogerme en sus brazos y esta plaza se me antoja demasiado grande para tan poco toro.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

hitler

Un compañero de trabajo me acaba de decir una frase curiosa… “Hay muchos racistas que no saben que lo son”.

Yo casi siempre me jacto de ser una de las personas mas tolerantes de este mundo… palabra que realmente no me gusta porque tolerar algo es aun a sabiendas de que mi concepto es el acertado, te dejo vivir en tu autoengaño… No es en ese sentido en el que la uso sino en el sentido figurado que se le suele dar por el cual hago tabula rasa y comulgo igual con moros y cristianos. Nunca me ha gustado hacer distinciones por sexo, religión, color de piel, orientación sexual, preferencias culinarias, equipo de fútbol o color preferido… veo todas ellas igual de estúpidas. Soy una persona que le gusta la diversidad y la pluralidad cultural, acérrimo defensor del mestizaje y no solo en cuanto a razas se refiere. Me gusta conocer y experimentar. Mi verdadero limite esta en la Declaración Universal de Derechos Humanos, mientras se respete eso, el resto que cada cual lo haga como sepa, pueda y/o crea conveniente, no soy yo quien para juzgar a nadie igual que no me gusta que me juzguen a mi. Odio la discriminación, incluso la llamada “discriminación positiva”.

– Bueno muchacho… ¿y a que viene este rollo?

Pues el rollo viene a que como ya saben mis lectores y no-lectores últimamente mi inmersión en otras culturas es superior a una visita de vez en cuando a un restaurante chino. Mi día a día lo paso entre estos isleños (que cuando se viene de la península a vivir aquí se nota el cambio), brasileños, algún dominicano… Pero no solo eso, ademas en mi vida he compartido mesa (el plato no, eso solo para mi jeje) y conversación con gente de diversas partes de España (que de punta a punta no veas como cambia), cubanos, nigerianos, marroquíes, chinos, franceses, alemanes, ingleses, escoceses, rumanos, búlgaros, gitanos, un congoleño y alguno mas que seguro me dejo en el tintero, y eso sin estar muy viajado. El tema es que con este breve historial aquí escrito, al oír la frase de mi compañero automáticamente mi cerebro me ha dicho:

– Bah, eso no va por ti…

Y ahí me he dado cuenta de que mi cerebro se autoengañaba y trataba de engañarme a mi. No me gusta y desconfío (causas básicas de cualquier tipo de discriminación) de la gente que no piensa como yo.

No me gustan los skins y ultrafachas con mas pelo que cerebro que se dedican a molestar al personal porque su piel tenga una bonita tonalidad oscura.

No me gusta el típico tío feo como un coco que recela de los gays por si lo van a violar (quizás temeroso de que le guste). Creo que es un recurso fácil para superar una baja autoestima provocada por el rechazo general del genero femenino… es mas fácil vivir pensando que atraes al genero masculino que pensando que no atraes a nadie.

No me gustan los que maltratan a las mujeres (ni las que maltratan a los hombres que también las hay).

No me gustan los que son capaces de levantar la mano a alguien por un equipo de fútbol.

Tampoco me gustan los que utilizan la “falacia del marginal” (termino que acuño aquí ahora mismo) por la cual un integrante de cualquier “minoría débil” acusa a cualquiera que no pertenezca a ella de racista, sexista, homófobo, etc… por no pensar igual que ellos y/o transigir en según que casos en los que no necesariamente tienen la razón.

– ¡No me ha dado el ascenso porque es un homófobo de mierda!

No, no le ha dado el ascenso porque su compañero del que no se sabe (ni interesa) su condición sexual hace el trabajo cien veces mejor que él.

Ante los casos menos graves de la zoología humana arriba descrita intento mostrarme tolerante (esta vez si en su real significado), pero ante los casos mas extremos es que ni para tolerancia me llega… Soy racista y punto.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

3-sueno-g

Hoy no voy a hablar de ningún sueño sino del otro tipo de sueño, del que te va cerrando lentamente los ojos, sobre todo cuando estas al punto de la mañana delante de un ordenador y con los suaves rayos de los primeros calores matutinos dándote directamente en la nuca.

Es horrible. Los parpados pesan y cuesta leer dos palabras seguidas, por no hablar de dar un sentido a lo que a duras penas entra por tus ojos.

Ha vuelto Patrice… y ayer pasó la noche en mi casa. Una noche demasiado corta para lo larga que se me va a hacer esta mañana… Lo curioso, es que me desperté incluso antes de que sonase el despertador, bastante bien, bastante fresco… y ha sido ponerme delante del ordenador y los siete infiernos de Dante se abrieron ante mi. Al final tendré que agradecer a mi jefe que se decidiese por estas incomodas sillas en lugar de los sillones de cuero que me hubiesen gustado a mi.

Que gran invento la Cocacola Zero… Bueno, hay quien pensará que es mejor el Red Bull, pero para acompañar un bocadillo el jarabe ese deja bastante que desear.

El tiempo no pasa, se detiene… parece el cuadro ese de Dalí con los relojes derritiéndose, supongo yo que por puro aburrimiento.

Bueno, dejo los desvaríos por ahora.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

5975

En la soledad de mi habitación, algunas veces el alba me sorprende oteando el otro lado aun a sabiendas de lo infructuosa que es esa búsqueda. Con ausencias por única compañía, el lecho se antoja ahora inmenso acostumbrado ya a usar solo una parte de el. Cierro los ojos y sin ningún esfuerzo llegan los fantasmas a mi mente, fantasmas de un pasado presente, de todas las que en alguna ocasión lo han llegado a compartir conmigo. No este colchón concreto sino cualquiera de ellos.

Curiosamente ya no duele… Es mas bien una sensación difícil de definir pues en español no tenemos una palabra para ello. Saudades la llaman en portugués… Es una mezcla entre la triste añoranza de lo que ya no tienes y la felicidad por haberlo tenido alguna vez. Es esa sensación agridulce que te embarga cuando te acuerdas de alguien querido que ya no está junto a ti… Y es que como ya he dicho en otras ocasiones… Las he amado a todas. Quizás no de la misma manera y quizás no como ellas necesitaban en ese momento, pero lo cortés no quita lo valiente.

No suelo adentrarme al centro de tan vasta superficie y el otro lado es ya terreno desconocido… como un desierto que se extiende delante y acaba en el abismo del borde. La parte positiva es que no necesito explorarlo pues ya se que nada es lo que voy a encontrar.

Seguramente acabaré por tomar posesión plena de todos mis dominios, cual señor feudal con un reino que se acaba de anexionar… solo es cuestión de tiempo. Cualquier dia de estos el otro lado de la cama dejará de ser ese viejo caserón vació y lleno de fantasmas.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

wmg_14736_small

No queridos lectores y no-lectores, al contrario de lo que pudiera parecer no voy a daros la receta para hacer esa deliciosa crema… O al menos no de forma directa. En realidad lo que voy a hacer es hablaros de mi última adquisición en lo referente al mundo este de los blogs.

Hace relativamente poco (cuando hable de “Seres Digitales“), me fije en unas herramientas que aunque ya conocía de antes (al menos de oídas) nunca les había prestado mucha atención, los “readers de feeds” que dicho así suena bastante feo pero que básicamente son lectores de noticias a los que suscribes unos cuantos blogs y en cuanto publican algo nuevo te aparece ahí para que lo leas, de ese modo no hace falta que vayas entrando a los blogs uno por uno a ver si hay cambios. Lo cierto es que cuando te acostumbras al invento es bastante cómodo… es un proceso similar a consultar el correo.

Empecé a utilizar el de Google ya que al ser vía web se puede conectar desde cualquier sitio y como permite utilizar https (la web de toda vida pero versión segura, encriptada, etc… lo suelen usar en los bancos entre otras cosas) y en el curro decidieron monitorizar todas las paginas que visitamos excepto las https, pues así no se ve con que frecuencia leo a mis habituales (Jaute, Evita, Yo, etc)… Lo malo es que para dejar un comentario si toca entrar al original así que muchas veces tengo que abstenerme de comentar.

Bueno, que para variar me estoy yendo por los cerros de Úbeda, el tema es que andaba yo leyendo a mis habituales y a estos caballeros de Google se les ocurrió hacerme algunas sugerencias de blogs que podría visitar… Lo cierto es que no se si estarles agradecido o mosquearme con ellos por lo bien que parece que me conocen (igual fue suerte) ya que el primer blog que me recomendaban lleva por titulo webos-fritos, si a eso le sumas que la primera entrada que se dejaba entrever era esta de “Crema Perfecta” y que yo siempre he sido un cocinillas, pues allí que me fui de cabeza a ver que es lo que se cocía (nunca mejor usado) en ese blog.

Hice clic para probar, nada mas entrar me encuentro la foto del plato (la cual les he robado para poner en esta entrada) y se me hace la boca agua. Parece que toca leer… La entrada esta escrita con cierta simpatía por la que se presume una mujer… La receta es sencillita, barata, rápida, de esas básicas, de las de comer calentito, como a mi me gustan. La escritora de la misma la explica con total claridad y por que no decirlo cierto encanto. Como primer vistazo no está nada mal… Parece que habrá que seguir leyendo.

Echando una mirada con algo mas de profundidad parece ser que el blog lo escribe una conquense (gentilicio de Cuenca para los no doctos) y las fotografías las toma su marido sobre los platos que ella prepara antes de hincarles el diente. Ademas parece ser que tiene una niña pequeña y creo que otra no tan pequeña, si miras las suficientes entradas puedes incluso ver una foto de la susodicha lo cual es genial porque por su manera directa de contar las recetas, como cuando te la da un amigo, es bonito poder ponerle cara.

Actualizado: Al entrar directamente al blog y no a través del reader como he hecho estos días atrás su foto y su nombre es de lo primero que encuentras por lo que lo arriba escrito tiene sentido desde el punto de vista del que lo ha escrito viendo únicamente las entradas una detrás de otra.

El tipo de cocina es tradicional (no me suele interesar la de diseño)… castiza, contundente, castellana de puchero y cuchara, de la de toda la vida… Muy similar por proximidad, clima y condiciones a la de mi querido Aragón. Algunas veces deja ver algo un poco mas innovador, pero sin salirse demasiado de los cánones. Es comida de la de saborear y saciarse con ella.
Todas las recetas que he leído son sencillas de realizar y ella aun hace que lo parezcan incluso mas si cabe y con ingredientes fáciles de encontrar (excepto una con borraja que fuera de Aragón es difícil de ver). Todas con su fotografía e incluso algunas con fotos paso a paso cuando parece que la cosa es algo mas complicada de lo habitual.

En resumidas cuentas es un blog sobre cocina, como a mi me gusta, sin grandes artificios, bien explicada, con simpatía y cariño que es la mejor forma de cocinar… Un blog redondo que está destinado a convertirse en uno de mis favoritos.

Muchas gracias Su.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

P.D. Podéis encontrar el enlace al blog tanto en este post como en el blogroll para posteriores consultas.

pinturacolor_m

Hace unos días por fin la doña acabo de llevarse sus cosas, al menos en teoría, en la práctica aun siguen apareciendo algunas por algún rincón… Algunas por olvido y otras supongo que de forma mas consciente porque simplemente ya no le interesarán, yo de todas maneras voy poniendo todo en unas cajas y que luego ella elija lo que le vale y lo que no.

El lado positivo es que ahora puedo hacer balance y algo de limpieza de trastos viejos que ya nunca volveré a usar (o incluso que nunca usé y simplemente acumulé ahí), aparatos estropeados que no se tiraron en su día “por si acaso”, cosas que ya fueron reemplazadas anteriormente pero se guardo lo viejo, etc…

El lado negativo… es el mismo. Es muy duro ponerse en estas lides y cualquiera que lo haya hecho me entenderá perfectamente. Es dificil, supongo que por nuestro espiritu materialista, renunciar a ciertos objetos que aunque no se usen o incluso no sirvan para nada los conservamos como si de tesoros se tratase…

Evidentemente no estoy hablando de tirar nada realmente importante y si hay algun objeto al que le tengo especial cariño pues lo conservaré, sin duda… pero cuando te tienes que poner a elegir, esto se va, esto se queda, se hace muy duro por esa especie de sindrome de Diogenes de baja intensidad que todos tenemos acerca de nuestras posesiones. En ese momento… ¡No tiraria nada! Por suerte cuento con ayuda, gente que al no ser sus cosas son un poco mas objetivos con el uso y valor (que no precio) real de ciertas cosas. Aun con todo, no es una tarea que pueda hacerse a la ligera y lleva algo de tiempo y dedicación.

La verdad es que es una situación aunque necesaria, un poco estresante… Empiezas con ilusión, a los diez minutos ya te estas agobiando y alcabo de media hora o una hora sufres esa catarsis que aunque liberadora te deja echo polvo.

Lo mas “divertido” (remarcar las comillas para quien no las haya visto) es que entre trastos que tienen que salir, trastos que se quedan pero aun no se les ha buscado ese sitio oficial donde ponerlos y trastos nuevos que estan entrando para reemplazar a algunos de los que ya no valen y a otros de los que disponia y ahora carezco pues su legitima dueña se los ha llevado, la casa parece Bosnia en tiempo de guerra, trincheras incluidas. Espero no topar con ninguna mina antipersona…

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

69214710_ph5_w434_h_q80

En algún sitio he leído (y perdonen las lectoras y no-lectoras) que las mujeres son como los monos… no sueltan una rama hasta que tienen otra bien cogida.

El foro en cuestión donde lo leí es un foro sobre relaciones, separaciones y demás y ese hilo en concreto hablaba de casos en los que todo parece ir bien y de repente la doña de turno se marchaba sin mas ni mas y por contraposición también de las que se quedan en casa con alguien a quien es evidente (casi para todos excepto para su pareja) que ya no quieren. No es que sea masoquista ni nada por el estilo, no ha sido ningún bajón, lo cierto es que entré ahí de rebote buscando información sobre otros temas.

El caso es que la frasecita de marras me ha hecho sonreir (no pude evitar imaginarme a ciertas feminas al mas puro estilo planeta de los simios) y tambien, ¿por que no?, pensar un poquito.

Evidentemente esta claro que yo no entiendo de monos… de hecho estoy empezando a pensar que dios puso a los monos en esta tierra para que los amemos, riamos y lloremos con ellos, cuidemos, mimemos… pero no los puso para que los comprendamos. No se si por lo enrevesada de la logica simiesca o por la falta de entendimiento inherente de una rama…

Lo malo de seguir esa linea es que inevitablemente mi mente se llena de monos… algunos placidamente acomodados en buenas ramas, otros en ramas mas precarias… algunos saltando de rama en rama tomandoselo como un juego… otros intentando cambiar de rama aspirando a una rama mejor… y otros curiosamente pasando de una buena rama a una rama enclenque, una rama que es evidente que no va a soportar al mono, al menos durante mucho tiempo… ¿Es que esos monos no se dan cuenta de su error? ¿Será un error de calculo? ¿Sera que no ven la rama como realmente es? Bueno, ya he dicho que no voy tratar de desvelar los entresijos de tan complejas mentes.

Evidentemente también hay monos que se quedan en el suelo, algunos tan felices, otros envidiando a los que estan en una buena rama… otros miran con envidia incluso a los que estan en las ramas mas flojas. Creo que incluso hay monos que tienen cierto vertigo y no quieren saber nada de ramas… pero esa es otra historia.

Hay muchas veces que los monos se caen. Algunas veces son esos monos que ya he mencionado antes que se han aferrado a una rama que no puede con ellos… otras sin embargo son monos que estaban aferrados a una buena rama o al menos en apariencia pero ha resultado que la rama estaba hueca por dentro y ha terminado resquebrajandose… La naturaleza es imprevisible.

Hay incluso algunas veces que cuando un mono intenta alcanzar otra rama parece que la rama de origen se sacude (¿sera el viento?) como queriendo quitarse de encima ese mono. Es posible que si las ramas tuviesen una mente compleja como la de los monos pensarían que lo que sobran son monos para colgarse. Si la rama pensase le diría al mono…

– Muy bien, no te es suficiente mi fuerza, no te da seguridad la firmeza de que no estoy hueca por dentro como otras, anhelas ir a otras ramas… ¡pues vamos! Ya habrá otros monos que ocupen tu sitio y sepan valorar una buena rama.

Parece que encontrar una buena simbiosis entre mono y rama no es tan fácil como en un principio pudiera parecer, pero lo que está claro es que por una mala experiencia no se debería desistir pues este mundo está lleno de monos y de ramas.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.