69214710_ph5_w434_h_q80

En algún sitio he leído (y perdonen las lectoras y no-lectoras) que las mujeres son como los monos… no sueltan una rama hasta que tienen otra bien cogida.

El foro en cuestión donde lo leí es un foro sobre relaciones, separaciones y demás y ese hilo en concreto hablaba de casos en los que todo parece ir bien y de repente la doña de turno se marchaba sin mas ni mas y por contraposición también de las que se quedan en casa con alguien a quien es evidente (casi para todos excepto para su pareja) que ya no quieren. No es que sea masoquista ni nada por el estilo, no ha sido ningún bajón, lo cierto es que entré ahí de rebote buscando información sobre otros temas.

El caso es que la frasecita de marras me ha hecho sonreir (no pude evitar imaginarme a ciertas feminas al mas puro estilo planeta de los simios) y tambien, ¿por que no?, pensar un poquito.

Evidentemente esta claro que yo no entiendo de monos… de hecho estoy empezando a pensar que dios puso a los monos en esta tierra para que los amemos, riamos y lloremos con ellos, cuidemos, mimemos… pero no los puso para que los comprendamos. No se si por lo enrevesada de la logica simiesca o por la falta de entendimiento inherente de una rama…

Lo malo de seguir esa linea es que inevitablemente mi mente se llena de monos… algunos placidamente acomodados en buenas ramas, otros en ramas mas precarias… algunos saltando de rama en rama tomandoselo como un juego… otros intentando cambiar de rama aspirando a una rama mejor… y otros curiosamente pasando de una buena rama a una rama enclenque, una rama que es evidente que no va a soportar al mono, al menos durante mucho tiempo… ¿Es que esos monos no se dan cuenta de su error? ¿Será un error de calculo? ¿Sera que no ven la rama como realmente es? Bueno, ya he dicho que no voy tratar de desvelar los entresijos de tan complejas mentes.

Evidentemente también hay monos que se quedan en el suelo, algunos tan felices, otros envidiando a los que estan en una buena rama… otros miran con envidia incluso a los que estan en las ramas mas flojas. Creo que incluso hay monos que tienen cierto vertigo y no quieren saber nada de ramas… pero esa es otra historia.

Hay muchas veces que los monos se caen. Algunas veces son esos monos que ya he mencionado antes que se han aferrado a una rama que no puede con ellos… otras sin embargo son monos que estaban aferrados a una buena rama o al menos en apariencia pero ha resultado que la rama estaba hueca por dentro y ha terminado resquebrajandose… La naturaleza es imprevisible.

Hay incluso algunas veces que cuando un mono intenta alcanzar otra rama parece que la rama de origen se sacude (¿sera el viento?) como queriendo quitarse de encima ese mono. Es posible que si las ramas tuviesen una mente compleja como la de los monos pensarían que lo que sobran son monos para colgarse. Si la rama pensase le diría al mono…

– Muy bien, no te es suficiente mi fuerza, no te da seguridad la firmeza de que no estoy hueca por dentro como otras, anhelas ir a otras ramas… ¡pues vamos! Ya habrá otros monos que ocupen tu sitio y sepan valorar una buena rama.

Parece que encontrar una buena simbiosis entre mono y rama no es tan fácil como en un principio pudiera parecer, pero lo que está claro es que por una mala experiencia no se debería desistir pues este mundo está lleno de monos y de ramas.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

Anuncios