You are currently browsing the tag archive for the ‘Cocina’ tag.

cocinar

Me gusta cocinar… aunque cuando está mi madre prácticamente nunca lo hago. Vago que es uno hasta para las cosas que le gustan… Debe ser porque la frase no es del todo cierta… Lo que realmente me gusta es comer, para lo cual poco a poco he ido aprendiendo a cocinar, algo que como la informática, nunca se deja de aprender.

Creo recordar (pues no lo tengo delante) que en una de entrada de este blog ya comente que lo mio ha sido totalmente autodidacta… que nadie me ha enseñado y todo lo que he ido aprendiendo ha sido a base de mirar recetas (libros, revistas y ahora Internet), ver programas y observar (y preguntar) a la gente cuando cocina.

Una de las cosas que mas me gusta de ir a ver a mis amigos brasileños (aparte de que son gente estupenda) es que tienen por costumbre “reunirse” (visitas incluidas) en la cocina, de manera que mientras tomamos un vino puedo echar un ojo y una mano si se tercia a lo que se hace en los fogones… Me salen unos frijoles tan buenos como los suyos.

El tema es que hoy… no se por que, me he acordado que esto no es del todo cierto. Hace mucho tiempo, mucho antes de irme a vivir solo que es cuando realmente empece mi periplo con las cacerolas, contaría yo con 15 años, en el internado donde estudiaba, en una de estas semanas culturales que hacían, se realizó un “taller de cocina” al que me apunté una vez mas movido por mi estómago pues pensé que a mal que lo hiciésemos la comida sería mejor que la que solíamos comer ahí (hasta que contrataron la empresa externa de catering pero eso es otra historia). El taller duraba tan solo 2 o 3 días, quizás 4, no recuerdo, se que fue algo no muy prolongado en el tiempo. De ese taller de cocina no me acuerdo de casi nada, no se por que es algo que mi memoria decidió perder en las brumas del tiempo, pero aun recuerdo algunas cosas:

Recuerdo que me llamó la atención que hubiese un aula de cocina tan bien preparada en el sótano, pensándolo ahora, contando que antes de ser un instituto mixto fue una especie de colegio para señoritas tampoco se de por que me extrañó tanto.

Recuerdo también, porque me llamó poderosamente la atención, que de las treinta personas que mas o menos nos apuntamos al taller, tan solo eramos dos chicos. Contando que los chicos se quejaban de la mala comida tanto o mas que las chicas, no comprendo como no era mas paritaria la cosa. Vamos, lo que no entiendo es como no se apunto hasta el cocinero.

Recuerdo que uno de los días hicimos un guiso (ternera, patata, zanahoria, guisantes, etc…). Lo recuerdo porque aquel día comí bien.

También me acuerdo de otro día que nos pusieron por parejas para hacer un bizcocho o similar y andaba yo engrasando un molde, con las hormonas revolucionadas propias de la edad, pensando que si me dejaban a solas con la compañera y la mantequilla le iban a dar mucho por el saco al molde… ¡Como estaba la niña!

Y mi ultimo pero mas intenso recuerdo (el que ha motivado esta entrada) es que un día hicimos, esta vez de forma individual, un pan. Harina, agua, levadura y sal, nada que no supiese ya en ese momento pues eso ya lo conocía de un cómic (por aquellos tiempos tebeo, tendría 7 u 8 años) en el que Goofy era panadero y lo explicaba. Hay que ver lo que guarda la memoria a veces.

El caso es que en ese taller no aprendí básicamente nada de cocina (exceptuando engrasar el molde), pues si bien seguro que era uno de los objetivos del taller, no era uno de los motivos que me habían llevado a mi allí. Y aunque se que participé y realicé las recetas, es algo que me mente decidió olvidar, pero ese pan…

Creo que fue en el blog de Su (está en los enlaces, de obligada visita para los cocinillas), quizás en su entrada del pan milagro donde leí (al igual que en otros sitios de cocina) que uno nunca olvida su primer pan. Eso mismo me pasa a mi. No tengo ni idea de que receta utilicé ( cantidades, tiempo de levado, de horno…), pero recuerdo a la perfección el olor del pan recién hecho al abrir los hornos, aquella pequeña hogaza aun caliente entre mis manos mientras me la llevaba a la habitación para disfrutarla con algo de embutido que tenía por el armario. Recuerdo incluso su sabor y textura, su corteza crujiente, su miga ligeramente hueca y esponjosa… Han pasado unos 15 años desde entonces y aun puedo saborearlo en mi mente.

Un día de estos quiero repetir la experiencia, con mi ex-mujer hicimos juntos algún pan mallorquín (pero ese pan no es santo de mi devoción), pero yo solo nunca he vuelto a hacer uno…

Para el que nunca haya probado a hacer un pan y quiera intentarlo una buena base puede ser el pan milagro del blog de Su. Yo aun no he comprado una fuente Pyrex con tapa para probar, así que me tiraré a métodos mas tradicionales con levado y tal… a ver que sale.

Ahora que lo pienso, tiene que ser divertido hacer un pan con Patrice por ahí rondando (por no hablar de engrasar un molde… apunte mental: un bizcocho).

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

wmg_14736_small

No queridos lectores y no-lectores, al contrario de lo que pudiera parecer no voy a daros la receta para hacer esa deliciosa crema… O al menos no de forma directa. En realidad lo que voy a hacer es hablaros de mi última adquisición en lo referente al mundo este de los blogs.

Hace relativamente poco (cuando hable de “Seres Digitales“), me fije en unas herramientas que aunque ya conocía de antes (al menos de oídas) nunca les había prestado mucha atención, los “readers de feeds” que dicho así suena bastante feo pero que básicamente son lectores de noticias a los que suscribes unos cuantos blogs y en cuanto publican algo nuevo te aparece ahí para que lo leas, de ese modo no hace falta que vayas entrando a los blogs uno por uno a ver si hay cambios. Lo cierto es que cuando te acostumbras al invento es bastante cómodo… es un proceso similar a consultar el correo.

Empecé a utilizar el de Google ya que al ser vía web se puede conectar desde cualquier sitio y como permite utilizar https (la web de toda vida pero versión segura, encriptada, etc… lo suelen usar en los bancos entre otras cosas) y en el curro decidieron monitorizar todas las paginas que visitamos excepto las https, pues así no se ve con que frecuencia leo a mis habituales (Jaute, Evita, Yo, etc)… Lo malo es que para dejar un comentario si toca entrar al original así que muchas veces tengo que abstenerme de comentar.

Bueno, que para variar me estoy yendo por los cerros de Úbeda, el tema es que andaba yo leyendo a mis habituales y a estos caballeros de Google se les ocurrió hacerme algunas sugerencias de blogs que podría visitar… Lo cierto es que no se si estarles agradecido o mosquearme con ellos por lo bien que parece que me conocen (igual fue suerte) ya que el primer blog que me recomendaban lleva por titulo webos-fritos, si a eso le sumas que la primera entrada que se dejaba entrever era esta de “Crema Perfecta” y que yo siempre he sido un cocinillas, pues allí que me fui de cabeza a ver que es lo que se cocía (nunca mejor usado) en ese blog.

Hice clic para probar, nada mas entrar me encuentro la foto del plato (la cual les he robado para poner en esta entrada) y se me hace la boca agua. Parece que toca leer… La entrada esta escrita con cierta simpatía por la que se presume una mujer… La receta es sencillita, barata, rápida, de esas básicas, de las de comer calentito, como a mi me gustan. La escritora de la misma la explica con total claridad y por que no decirlo cierto encanto. Como primer vistazo no está nada mal… Parece que habrá que seguir leyendo.

Echando una mirada con algo mas de profundidad parece ser que el blog lo escribe una conquense (gentilicio de Cuenca para los no doctos) y las fotografías las toma su marido sobre los platos que ella prepara antes de hincarles el diente. Ademas parece ser que tiene una niña pequeña y creo que otra no tan pequeña, si miras las suficientes entradas puedes incluso ver una foto de la susodicha lo cual es genial porque por su manera directa de contar las recetas, como cuando te la da un amigo, es bonito poder ponerle cara.

Actualizado: Al entrar directamente al blog y no a través del reader como he hecho estos días atrás su foto y su nombre es de lo primero que encuentras por lo que lo arriba escrito tiene sentido desde el punto de vista del que lo ha escrito viendo únicamente las entradas una detrás de otra.

El tipo de cocina es tradicional (no me suele interesar la de diseño)… castiza, contundente, castellana de puchero y cuchara, de la de toda la vida… Muy similar por proximidad, clima y condiciones a la de mi querido Aragón. Algunas veces deja ver algo un poco mas innovador, pero sin salirse demasiado de los cánones. Es comida de la de saborear y saciarse con ella.
Todas las recetas que he leído son sencillas de realizar y ella aun hace que lo parezcan incluso mas si cabe y con ingredientes fáciles de encontrar (excepto una con borraja que fuera de Aragón es difícil de ver). Todas con su fotografía e incluso algunas con fotos paso a paso cuando parece que la cosa es algo mas complicada de lo habitual.

En resumidas cuentas es un blog sobre cocina, como a mi me gusta, sin grandes artificios, bien explicada, con simpatía y cariño que es la mejor forma de cocinar… Un blog redondo que está destinado a convertirse en uno de mis favoritos.

Muchas gracias Su.

Un saludo a todos y…
Nos vemos en la red.

P.D. Podéis encontrar el enlace al blog tanto en este post como en el blogroll para posteriores consultas.